La Casa Nacional del Estudiante representa una joya arquitectónica de principios del siglo XX, se construyó en la época del porfiriato para albergar estudiantes de provincia con escasos recursos.
Se construyo mediante la  donación realizada por el entonces Secretario de Hacienda Don José Yves Limantour, fue diseñada y edificada por el arquitecto Mauricio de María y Campos,  se inicia la obra con la colocación de la primera piedra el día 6 de julio de 1910 para ser terminada en su totalidad un año después en 1911.

La Casa Nacional del Estudiante ubicada en el corazón de la capital Mexicana en colindancias con el barrio de Tepito y Lagunilla, es una Casa  emblemática por su labor social y proceso histórico por demás interesante, dotada de una   belleza arquitectónica  inigualable característica de principios del siglo XX, se considera la primera y más antigua institución de su tipo en México y América Latina, y se encuentra catalogada como Inmueble  Histórico por la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos, mientras que el Instituto Nacional de Bellas Artes lo ha clasificado como patrimonio artístico.

Pese a las condiciones de deterioro que presenta el inmueble de la  Casa Nacional del Estudiante continua cumpliendo con su labor social, cabe mencionar que  no recibe recursos de ninguna dependencia . Se mantiene autonma y en pie por la determinación de sus habitantes, desde las primeras generaciones hasta sus actuales habitantes siendo estos estudiantes de diferentes universidades publicas, como el IPN, UNAM, UAM y ENAH.

En el año de 1985 queda constituida la Asociación Civil, con el nombre oficial  “Casa del Estudiante José Yves Limantour A.C.” Esta asociación integrada por los propios estudiantes continua vigente y se rige bajo estatutos basados en principios éticos como la defensa de la vida, la educación , la solidaridad, que día a día construyen una forma de vida
al interior de la este espacio.

La casa Nacional del Estudiante mas allá de ser un espacio de alojo para los estudiantes promueve una visión crítica de su entorno procurando el desarrollo de una conciencia sobre la realidad  encaminada astransfrmacion desde una perspectiva mas humana, teniendo en cuenta que la educación no es la que  se imparte en las  escuelas únicamente, mas bien es una forma continua de pensamientos y vivencias en este sentido la Casa Del Estudiante se torna un escuela para la vida de sus habitantes.











 

RELEVANCIA

La Casa Nacional del Estudiante aún más que un edificio histórico es un cúmulo de hechos históricos que reflejan la realidad social del país, que de cierta manera a contribuido a cambios importantes en  nuestra historia.  


DESAPARICIÓN DE ESPACIOS ESTUDIANTILES

Para el año de 1980 existían por lo menos una casa de estudiantes por cada uno de los estados de la República Mexicana, debido al crecimiento y la aparición de espacios educativos descentralizados, éstas casas comenzaron su declive, por lo tanto debido a la poca importancia que el gobierno a dado a este tipo de espacios, su número se ha reducido y para el año 2013 solo existen las casa de estudiantes de Guerrero, Puebla y  la Casa Nacional del Estudiante siendo esta última la única  de su tipo en toda América Latina.
 




LA IMPORTANCIA DE CONSERVAR EL ESPACIO Y EL PROYECTO

La importancia de la Casa del Estudiante  radica en que los estudiantes de provincias y de escasos recursos puedan venir a la capital a cursar una carrera profesional para después regresar a sus comunidades natales y aplicar sus conocimientos 

para mejorar la calidad de vida del pueblo, mientras que durante en su estancia en esta Casa puedan contribuir de alguna manera  a la solución de problemas sociales que aquejan a los barrios vecinos,  mediante un serie de actividades  que buscan el acercamiento de la gente del barrio con los estudiantes.
En un contexto donde el 90% de aspirantes a la educación superior son rechazados y esto aunado al rezago educativo del país, la prevalencia del espacio como Casa de Estudiantes es fundamental para la formación de profesionistas  conscientes que demanda el país.

.

© 2017 Honorable Casa Nacional del Estudiante

41161